• Imagen I: Maiordo
  • Imagen II: A. Varela
  • Imagen III: Bosela
prevnext

ACCIDENTES DE TRÁFICO

Introducción a la categoría ACCIDENTES DE TRÁFICO

Las presentes preguntas y respuestas son a modo orientativo, respondiendo a la propia opinión del abogado que las ha preparado.

Es muy importante reclacar que cada caso tiene sus propias particularidades, que pueden hacer variar aspectos de la posible reclamación. 

Ante cualquier duda que pudiera plantearse al lector acerca de cualquier asunto personal relacionado con esta categoría, se recomienda que consulte con un abogado, exponiéndole la totalidad de sus circunstancias personales que permitan al profesional tener una visión lo mas amplia posible con objeto de realizar un buen asesoramiento.

Periódicamente se irán añadiendo nuevas preguntas y respuestas con objeto de que se pueda acceder a la máxima información posible, facilitando al lector una primera idea acerca de como se desarrollará su caso concreto. 

1) ¿En que casos se tiene derecho a indemnización cuando se sufre un accidente de tráfico?

Se podrá pedir una indemnización a consecuencia de haber sufrido un accidente de tráfico cuando quien reclama no sea el causante del accidente y ha sufrido daños personales o materiales.

Podrán reclamar todas las personas que hayan sufrido el accidente causado por un tercero, tanto el conductor del vehículo (coche, moto, camión, bicicleta...), como los ocupantes del mismo, así como peatones o propietarios que puedan haber sufrido daños en sus bienes a consecuencia del accidente.

2) ¿Habría que acudir al Servicio de Urgencias en caso de accidente aun cuando las lesiones pudieran parecer leves?

Si. Por una cuestión preventiva es conveniente ser valorado por los servicios médicos tras haber sufrido un accidente de tráfico. En ocasiones puede no haber lesiones externas, pero sí haberse producido lesiones internas que requieran asistencia médica urgente.

Por otro lado, tras ser valorados por el Servicio de Urgencias del hospital, se emitirá un Informe Médico con el diagnóstico de las lesiones sufridas, en el que se referirá que se han producido a consecuencia de un accidente de tráfico, y se indicará la fecha y hora en que se ha realizado la asistencia, y que servirá de base al abogado, para efectuar la correspondiente reclamación indemnizatoria, sin perjuicio del hecho de que, en la mayoría de los casos, los accidentados posteriormente precisarán de rehabilitación médica para curar sus lesiones.

3) ¿Puedo elegir al abogado que quiero que haga mi reclamación? ¿Podría elegir un abogado privado de mi confianza?

Si. La persona que ha sufrido el accidente puede elegir el abogado que desee, el cual es conveniente que no pertenezca a la propia compañía de seguros con la que se tiene contratado el mismo a fin de evitar posibles conflictos de intereses.

Las pólizas de seguros de los automóviles habitualmente contienen una cláusula "de defensa jurídica" por la cual se faculta al asegurado para contratar un abogado de su elección, fijando un límite de gasto que habitualmente suele ser de 3.000€.

Es importante indicar que es obligatorio comunicar a la compañía propia, que se ha designado un abogado privado para realizar la reclamación, a efectos de que no rechacen con posterioridad el siniestro y tengan conocimiento de ello.

 

4) ¿Puedo elegir el médico especialista que me valore y el centro de fisioterapia para realizar la rehabilitación?

Si. Tal y como se ha expuesto para el caso de los abogados, es conveniente que, tanto el médico traumatólogo que evalúe las lesiones sufridas, como el fisioterapeuta que realice la rehabilitación, sean ajenos a la compañía aseguradora que va a tener que abonar la indemnización, principalmente para que no exista un conflicto de intereses aseguradora-médico o fisioterapeuta-lesionado.

Por ley las aseguradoras están obligadas a abonar los gastos médicos y de rehabilitación por las lesiones que hayan sufrido terceras personas a consecuencia de un accidente provocado por sus asegurados.

5) ¿Cuales son las vías para reclamar la indemnización por un accidente de tráfico?

Existen 3 vías para reclamar una indemnización por las lesiones o los daños materiales sufridos:

  1. Reclamación extrajudicial: La vía extrajudicial es cuando el lesionado no quiere acudir a los juzgados y prefiere negociar con la compañía aseguradora del vehículo del infractor para conseguir su indemnización por el accidente. En este caso el abogado que lleve el siniestro realizará una reclamación por escrito a la compañía de seguros contraria, y a su vez la persona lesionada recibirá la rehabilitación que le corresponda tras la valoración pertinente que le haga el médico especialista. Una vez que el lesionado sea dado de alta por aquél, y tras realizar el oportuno informe médico, quedará en manos del abogado negociar con la compañía aseguradora la cuantía indemnizatoria en base a los días que haya estado hospitalizado, los días impeditivos para las actividades habituales, los días no impeditivos, así como por las secuelas sufridas.
  2. Reclamación judicial penal: Una segunda opción será la vía penal, por la cual se interpone una denuncia (que habrá de estar firmada por un abogado) en la que se expondrá la forma en que se produjo el accidente, el causante del mismo, las personas que han resultado lesionadas, y se aportará toda la documentación de que se disponga, desde el parte amistoso, los informes médicos de urgencias, etc... solicitándose en la denuncia para que el lesionado sea valorado por el Médico Forense (médico del juzgado) a efectos de que emita informe valotarivo de las lesiones, el tiempo que han tardado en curar, así como las posibles secuelas que permanecen tras el alta médica. El informe del Médico Forense servirá de base al abogado para negociar con la compañía contraria la cuantía indemnizatoria, siendo que, una vez se llegue a un acuerdo se comunicará al juzgado correspondiente, y éste procederá a archivar el procedimiento. Habitualmente en las reclamaciones via penal no llega a celebrarse el juicio.  La reclamación judicial penal es mucho mas rápida que la vía civil que veremos a continuación.
  3. Reclamación judicial civil: Esta tercera opción consiste en la presentación de una demanda contra la compañía aseguradora contraria, en la que se reclamará una indemnización por las lesiones sufridas. En este tipo de procedimientos hará falta tanto abogado (que realiza la defensa) como procurador (que realiza la representación del lesionado ante los tribunales y recibe las notificaciones en su nombre). Es una vía mucho mas lenta en comparación con la reclamación penal o extrajudicial. Igualmente en la actualidad y en base a la Ley de Tasas habrá que abonar la tasa correspondiente en el mismo momento de la presentación de la demanda. Con posterioridad a la presentación de la demanda habrá un juicio en el que finalmente la jueza dictará la sentencia que proceda. 

6) ¿Cual es el plazo que hay para reclamar?

En el caso de optar por la vía judicial penal, mucho mas ágil que la civil, el plazo para la presentación de la denuncia es de 6 meses a contar desde el día en que se produjo el accidente.

Si se opta por la vía judicial civil el plazo es de 1 año.

7) ¿Cual es la diferencia entre los días de baja impeditiva y los días no impeditivos?

En el informe final que realice el médico especialista que ha fijado la rehabilitación al lesionado, o en caso de optar por la vía judicial penal, en el informe que realice el Médico Forense, se indicarán los días habidos desde la fecha del accidente hasta que la persona lesionada ha sido dada de alta. Dentro de estos días se distinguen:

  • Los días impeditivos: son aquellos días en que, a causa del accidente, la persona lesionada se ha visto impedida para realizar sus actividades habituales.
  • Los días no impeditivos: son aquellos días que la persona lesionada todavía no está totalmente recuperada y por lo tanto no se le ha dado el alta médica, pero puede realizar sus actividades habituales.

8) ¿Que son las secuelas tras un accidente y como se valoran? 

Las secuelas son aquellos transtornos o lesiones que persisten tras la curación de los traumatismos sufridos en el accidente de tráfico, y que a consec uencia de los mismos, producen disminuciones de la capacidad o función física del organismo o parte del mismo, que permanece mas o menos tiempo.

La valoración de las posibles secuelas la realiza un especialista médico, habitualmente un traumatólogo. Igualmente, cuando el lesionado es valorado por el Médico Forense del juzgado, éste hará una valoración de si existen o no secuelas una vez se haya concluido el periodo de rehabilitación médica.

9) ¿Puedo reclamar la indemnización si no he hecho el parte amistoso de accidente, o si la persona causante del accidente no ha querido firmarlo?

Sí. Independientemente de que no se realice el parte amistoso o que el causante del accidente no quiera firmarlo, se puede reclamar una indemnización por los daños sufridos en el accidente, tanto por los materiales como por los personales.

En el caso de que el conductor causante del accidente no se responsabiliza del mismo, es conveniente llamar a la policía para que realicen el oportuno atestado en el que valoren, como profesionales, las causas del accidente así como el responsable del mismo. Este atestado será determinante a la hora de efectuar la oportuna reclamación, ya que será prueba fundamental en caso de optarse por la vía judicial. 

10) He sufrido un accidente sin que lo haya causado un tercero, ¿puedo recibir una indemnización por mis lesiones por parte de mi compañía de seguros?

No. Si el accidente lo hemos causado nosotros mismos (salida de la carretera por un despiste, un golpe contra una farola al ir excesivamente deprisa...) no hay lugar para reclamar a la propia compañía de seguros una indemnización por las lesiones sufridas. 

Unicamente si el coche tiene un seguro a todo riesgo la compañía de seguros habrá de hacerse cargo de los gastos por la reparación del vehículo. En todo caso habrá de comunicarse a la compañía que se ha producido un siniestro, lo cual es conveniente hacerlo lo antes posible ya que podría haber terceros que hayan sufrido daños materiales en sus bienes y que, en caso de no comunicar el siniestro a la propia compañía de seguros, aquellos terceros perjudicados podrían reclamar una indemnización por los daños sufridos directamente al accidentado.

11) El coche que ha causado el accidente no tenía el seguro obligatorio, ¿como puedo reclamar la indemnización?

En los supuestos en que el vehículo que ha causado el accidente no tenga el seguro obligatorio, está previsto por ley que sea la entidad del Consorcio de Compensación de Seguros, que es una entidad pública dependiente del Ministerio de Economía, y que contempla un Fondo de Garantía para los casos en que el causante del accidente no tenga el seguro obligatorio. 

12) He sufrido un accidente cuando iba de ocupante en un coche con un familiar o un amigo, y ha sido éste quien ha causado el accidente. ¿Tengo que denunciarle para recibir una indemnización? ¿Que consecuencias tendrá para él si le denuncio?

En primer lugar hay que señalar que se puede hacer una reclamación de la indemnización a la compañía de seguros del familiar-amigo por la vía extrajudicial, es decir, sin necesidad de presentar una denuncia contra él como causante del siniestro. Se comunicará la reclamación a la aseguradora y una vez que la persona lesionada haya recibido la rehabilitación y el médico que ha realizado su seguimiento le dé el alta, éste procederá a realizar un informe médico en el que se reflejará la evolución del paciente hasta el alta, los días impeditivos y los no impeditivos, así como las posibles secuelas. Con este informe el abogado negociará con la compañía aseguradora la indemnización que recibirá el lesionado.

En ocasiones las compañías aseguradoras realizan ofrecimientos indemnizatorios mas bajos cuando no se ha interpuesto denuncia penal.

Por otro lado, en cuanto a las consecuencias que tendrá si se presenta denuncia contra el familiar o amigo causante del accidente, ha de señalarse que son mínimas, por un lado porque los procedimientos penales por accidentes de tráfico son juicios de faltas, que a lo máximo que se puede condenar es a una multa, y por otro lado porque en la gran mayoría de los casos, no llega a haber juicio, ya que una vez ha emitido el Médico Forense su informe valorativo de las lesiones, habitualmente se llega a un acuerdo entre el abogado y la compañía de seguros denunciada, solicitando tras el acuerdo el archivo del procedimiento sin celebración del juicio.

13) He tenido un accidente y ya estoy en tratamiento médico y de rehabilitación, ¿me va a llamar el médico de la compañía seguradora contraria para valorar la evolución de mis lesiones? ¿Me puedo negar a que me valore? 

Habitualmente las compañías aseguradoras tienen sus propios médicos y centros de rehabilitación, y efectivamente suelen comunicarse con la persona lesionada para realizar un seguimiento tanto de sus lesiones, así como de la evolución de las mismas mientras recibe el tratamiento rehabilitador y hasta el alta médica.

Legalmente la persona lesionada no está obligada a dejarse valorar por el médico de la compañía que tendrá que abonar la indemnización. Podrá negarse a ello.

14) He tenido un accidente y el coche que lo provocó se dio a la fuga. ¿Puedo reclamar? ¿A quien?

Sí. En estos casos se aplica lo señalado para los supuestos en que el vehículo que ha causado el accidente no tenga el seguro obligatorio. Cuando el causante del accidente se da a la fuga y no pudo ser identificado, está previsto por ley que sea la entidad del Consorcio de Compensación de Seguros, que es una entidad pública dependiente del Ministerio de Economía, quien indemnice al lesionado a través del Fondo de Garantía. 

15) He tenido un accidente de tráfico causado por una tercera persona, he tenido lesiones, pero no estoy trabajando en este momento. ¿Puedo reclamar? ¿Tengo derecho a una indemnización?

Sí. Independientemente de que se este trabajando o no, o que quien sufre el accidente esté jubilado, o sea un estudiante, etc, tiene derecho a recibir una indemnización por las lesiones sufridas, por el tiempo que ha tardado en curarse y por las posibles secuelas que haya sufrido a consecuencia del accidente. 

C/ BARROETA ALDAMAR 4 – 4º DPTO. 40 (junto a los juzgados) 48001 BILBAO